Variedad muy bien adaptada a climas frescos y que proporciona un aceite aromático, dulce, suave y ampliamente apreciado por los consumidores de todo el mundo.




  70% Arbequina, 30% Arróniz, variedad autóctona del norte de Navarra, da un aceite de gran personalidad, rico en polifenoles que lo protegen del enranciamiento, potente y de larga vida.