< NOTICIAS

Rosado



 

Los que tenemos el privilegio de convivir con la garnacha, sabemos que decir rosado es decir garnacha.

Vendimiamos una parte de las uvas relativamente pronto, a primeros de octubre, cuando los aromas son todavía florales: violeta, lila.. Para vendimiar el resto de las uvas nos armamos de paciencia y esperamos por aproximadamente 10 días a los aromas golosos de las fresas, los arándanos y las frambuesas.

Para obtener el mosto de lágrima recurrimos, como manda la regulación de la D.O. Navarra, y con mucho gusto al método del sangrado. Es decir, una maceración de varias horas de mosto y hollejos a baja temperatura hasta obtener el color adecuado. Este color es siempre un rosa entre fresa y frambuesa vivo y brillante.

La fermentación alcohólica es muy lenta, ya que se realiza a baja temperatura para preservar esos aromas que tanto se habían mimado.

“Como ya es sabido, el rosado joven es una explosión de aromas, sabores y frescura. Es por esto por lo que hacemos un gran esfuerzo para lanzar el vino al mercado muy pronto, antes de las fiestas de Navidad. También es el vino más esperado en verano. Cuando aprieta el calor, el rosado Nekeas bien frío, se convierte en una bebida refrescante”

Además de aperitivo, es un excelente acompañante de arroces, pasta, verduras y ensaladas, pizzas y comida rápida en general. No se pueden olvidar los quesos de cabra y los de pasta blanda.